(+5411) 5353-1146

Blog

Novedades de la empresa, el mercado y su contexto
¿Un contenedor refrigerado en su cocina?

¿Un contenedor refrigerado en su cocina?

En general pensamos en los contenedores refrigerados como objetos meramente comerciales y de ningún interés en nuestra cocina casera. Claramente ninguno de nosotros tendría en su casa un contenedor de refrigerado de 20 ó 40 pies instalado en el jardín, esperando que lo carguemos con nuestras compras. Pero con total certeza, muchos de los ingredientes frescos que compramos probablemente han permanecido en un contenedor refrigerado antes de ser llevados a casa.

Cualquier componente culinario que utilizamos hoy es sabido que difícilmente haya sido producido en parcelas propias o en el jardín de atrás. La mayoría de los alimentos que ingerimos proviene de distintas partes del país o del mundo. Si nuestra carne de cordero es de granja zonal, o si es de Gales o Nueva Zelanda, lo más probable es que haya sido trasportada en contenedores refrigerados previamente.

¿Un contenedor refrigerado en su cocina?Estos contenedores industriales a los que nosotros llamamos contenedores refrigerados trabajan manteniendo una temperatura diferente de la del entorno.
De hecho, la temperatura de estos llamados contenedores refrigerados se puede determinar en un rango comprendido entre los -20ºC y los +20ºC. Esto permite almacenar una escala total de productos diversos.
Después de todo, los diferentes productos comestibles requieren también diferente temperatura de almacenamiento… ¡después de todo, el helado necesitará ser guardado a una temperatura mucho menor que la lechuga!

¿Pero qué importancia tiene esto para Ud. en su casa y para los ingredientes con que cocina diariamente? Los contenedores refrigerados bajan el precio de los comestibles y hacen posible su trasporte desde todas partes del mundo. La mayor parte de nuestros alimentos en algún momento viaja por mar, por ruta o por tren. La medida standard de un contenedor es de 20 ó 40 pies y son estas medidas las responsables de bajar considerablemente los precios del trasporte. El hecho de que sean de 20 ó de 40 pies significa que el manejo de todos los contenedores podrá ser hecho de forma simple y no por medio de la utilización de una variedad de maquinaria diversa y de mucha mano de obra, ahorrando de esta manera mucho dinero.

Entonces, la próxima vez que esté viajando camino a los comercios y se cruce con un camión que trasporta alimentos al supermercado o a su verdulería zonal, ya sabe con exactitud por qué ese contenedor refrigerado que acaba de pasar contribuye con la comida que planea preparar.