(+5411) 5353-1146

Blog

Novedades de la empresa, el mercado y su contexto
Prolongar la vida útil de Frutas y Verduras minimizando el impacto de la

Prolongar la vida útil de Frutas y Verduras minimizando el impacto de la «respiración»

Tanto frutas como verduras, así como otros productos hortícolas comienzan a envejecer y deteriorarse desde el momento de su cosecha. Estos factores deben ser considerados y gestionados adecuadamente para garantizar que el producto se conserve en óptimas condiciones.

La vida útil de los productos hortícolas depende de múltiples variables tales como la respiracióntemperaturaproducción de etileno y la pérdida de agua. La respiración -primer ítem de la lista-, habitualmente tiende a ser olvidado, pese a ser vital para laconservación en perfecto estado de estos productos.

Sin embargo, con el adecuado uso de contenedores refrigerados se puede minimizar el impacto negativo del proceso de«respiración». Las bajas temperaturas prolongan la vida útil de los productos perecederos porque tanto la respiración, como la producción de etileno y la pérdida de agua se reducen al mínimo. Esta importante reducción en los factores que afectan la óptima calidad de frutas y verduras post-cosecha, hacen que se retrase la maduración y el envejecimiento de los mismos.

No obstante, las temperaturas demasiado bajas también pueden dañar los alimentos perecedores congelándolos o refrigerándolos en exceso. La susceptibilidad al daño por frío es variable y afecta a productos originarios de los trópicos o subtrópicos.

Por eso es importante contar con un reefer container para conservar y regular, no sólo el frío que se le aplica a los vegetales, sino también otros factores vitales que pueden perjudicar los productos.

Más sobre la «respiración»

Las frutas y verduras continúan viviendo, y por consiguiente respirando, después de la cosecha. Estos productos consumen oxígeno, generan calor y humedad, además de liberar gases como el dióxido de carbono. Este proceso, conocido como «respiración», utiliza los recursos de las planta, y los cambios que se producen en ella influyen negativamente en el valor alimenticio, sabor, calidad, color, textura y contenido de agua.

Todas las frutas y vegetales tienen diferentes tasas de respiración que son parte del proceso natural de maduración. Productos tales como papas y cebollas, entran en un estado inactivo cuando se cosechan y tienen bajas tasas de respiración. Otros productos como el brócoli y los espárragos, que son cosechadas durante una fase activa de crecimiento, tienen altas tasas de respiración.

Tasas de respiración de algunas frutas y verduras:

Tasa de respiración Producto
Muy baja Frutas secas y nueces
Baja Manzanas, cítricos, ajo, uvas, kiwis, cebollas, papas (sin madurar)
Moderada Bananas, repollo, zanahorias, lechuga, duraznos, peras, ciruelas, tomates..
Alta Paltas, moras, coliflor, arvejas, frambuesas, frutillas
Muy alta Alcachofas, repollito de bruselas, flores cortadas, cebollas verdes
Extremadamente alta Espárragos, brocoli, champignones, espinaca, choclo