(+5411) 5353-1146

Blog

Novedades de la empresa, el mercado y su contexto
El frio: jugador clave en la industria frutícola sudafricana

El frio: jugador clave en la industria frutícola sudafricana

Este artículo ofrece una visión general sobre la industria sudafricana de frutas. Dado el aumento de la producción y los volúmenes de exportación de los últimos 6 años, el desarrollo de nuevos mercados y la escasez de la capacidad de infraestructura logística durante las temporadas altas, la industria frutícola de Sudáfrica puso de manifiesto la necesidad de investigar el uso óptimo de la infraestructura existente a nivel nacional para hacer mejoras o inversiones con respecto al desarrollo de infraestructura adicional.

De todas las industrias agrícolas en Sudáfrica, el efecto económico multiplicador (que genera vínculos ascendentes y descendentes) hace de la industria de la horticultura el más importante. Estos nexos incluyen a las industrias de suministro de insumos y proveedores de servicios así como con mayoristas, minoristas, vendedores ambulantes y muchos otros actores que participan en la cadena de suministro y distribución.

Dado que Sudáfrica produce más frutos que lo que consume localmente un gran porcentaje de la misma es exportada mundialmente. La fruta de Sudáfrica es bien recibida en el hemisferio norte debido a la excelente calidad y al fenómeno de la «estación opuesta”. Sin embargo, Sudáfrica compite con otros países en el hemisferio sur como Australia, Brasil, Chile, Argentina, con quienes se disputa la cuota de mercado tanto en los mercados establecidos de Europa Occidental y el Reino Unido y los nuevos mercados emergentes como el Medio y Lejano Oriente.

Fruta fresca y la cadena logística de exportación

La cadena de productos frescos de exportación tiende a complicarse con el tiempo y la temperatura es el factor clave a lo largo de la misma para asegurar la calidad de los productos y por lo tanto el mayor precio que podrá obtenerse en el mercado internacional. Hay muchos actores en la cadena de suministro y una falla con cualquiera de ellos puede suponer un derroche de costos y tiempos irreparable.

Para garantizar la calidad óptima de los productos frescos en el mercado exterior, independientemente del tiempo que vayan a permanecer “estancos” hasta que la cadena prosiga, es fundamental contar con una flota de contenedores refrigerados que asegure que la cosecha no se echará a perder, así se encuentren en la parte más septentrional del continente africano o en cualquier lugar del mundo.